25
enero

Capítulo 2. ¡En marcha!

¡Hola de nuevo! ¡Salam! ¡Ya estamos en África!
Ha pasado una semana de viaje y hemos hecho muchas cosas.

Calles de Chaouen

Calles de Chaouen.

El domingo nos reunimos en el puerto de Algeciras y allí montamos nuestra furgoneta en el barco y pusimos rumbo a Marruecos. Las dos primeras noches las pasamos en Chaouen, un pequeño pueblo en las montanas del Rif, de callejuelas estrechas y fachadas azules. Nos alojamos en el hotel Goa, perteneciente a una pareja de suizos hippies que tenían un perro con rastas (lo bautizamos como el rastaperro). El pueblo es una preciosidad y merece una visita. ¡Lo recomiendo! Y una curiosidad: los lugareños, cuando nos veían, siempre nos decían “Hola, cocacola”.

El rastaperro

El rastaperro.

Después nos fuimos a Rabat, la capital de Marruecos, para gestionar los visados de entrada a Mauritania. Llegamos el martes y ya era tarde. El miércoles era festivo y tuvimos que esperar hasta el jueves para solicitarlos y hasta el viernes para recogerlos. De martes a viernes en Rabat es demasiado tiempo, la ciudad es bonita y tiene sitios para ver, pero cuatro días es una pasada… Lo bueno es que en la embajada de Mauritania en Rabat, mientras hacíamos colas de cuatro horas cada día, conocimos personajes muy interesantes. El ambiente allí mereció la pena. Sin ir más lejos, conocimos un chaval que iba en bici y quería llegar hasta Madagascar. ¡Que pasada! O un grupo de polacos que hacían rally por África del Oeste o unos ingleses que venían a lo mismo desde Plymouth. También conocimos bastantes españoles que residen entre España y Gambia y que han comprado casa en Gambia y la mitad del año se la pasan allí. ¡Qué curioso!

A la izquierda, La Kutubia. A la derecha, el mercado del cuero, en Marraquech

A la izquierda, La Kutubia. A la derecha, el mercado del cuero, en Marraquech

Conseguidos los visados, nos fuimos a nuestro siguiente destino, Marraquech, una de las ciudades más increíbles del país. Allí visitamos la famosa Kutubia (por fuera, ya que por dentro las mezquitas en Marruecos no son visitables si no eres musulmán), fuimos a la abarrotadísima plaza Yamaa el-Fna, llena de puestos de comida, encantadores de serpientes, contadores de cuentos y turistas, muchos turistas. También hay vendedores ambulantes, incluidos niños. Eso es lo que menos me gustó.

La última noche en Marraquech nos fuimos de cervezas con un matrimonio que conocí hace una semana en un pub de Granada. Ella estadounidense y él marroquí. Nos llevaron a tomar unas cervezas a un sitio alejado del centro (por eso de no poder beber alcohol) y nos echamos unas risas buenísimas…

Y la última etapa, el Alto Atlas. Hemos estado en Imlil, un pueblecito a 1700 metros en la montana del Atlas. ¡Qué frío! Y para colmo, yendo para allá, se nos averió la furgoneta (solucionado en un ratito, por suerte). Si habéis estado en la Alpujarra, el paisaje de Imlil es idéntico, pero en lugar de iglesias con sus torres, hay mezquitas con sus minaretes.

Tagine

Tagine.

Y por lo demás, pues estamos comiendo muchas cosas ricas (tagines, cous cous, dulces árabes riquísimos, batidos, zumos, tés…), visitando muchos souqs (mercados) llenos de babuchas, bolsos, instrumentos, alfombras…, y practicando un poquito de francés y de árabe.

Imlil. A falta de pashminas buenas son las toallas de Spiderman

Imlil. A falta de pashminas buenas son las toallas de Spiderman.

¿Próxima parada? Nos vamos al calorcito, que en las montañas hace mucho frío. Nos vamos a la playa, a Sidi Ifni, y después al Sahara Occidental (Dajla y L’Aaioun) y Mauritania.

Shukram (gracias).

El cabalgar, el viajar y el cambiar de lugar recrean el ánimo.
Seneca, filosofo.

Comentarios en este artículo

  1. […] en esta ciudad he vuelto a reencontrarme con Yasin y Sara, el matrimonio del que hablé en el capítulo 2, que conocí en Navidad en Granada y luego encontré en Marraquech. ¡Qué casualidad! Los conocí […]

    De ruta por los Grandes Lagos y parada final en la universitaria Ann Arbor | El viaje de Lu
  2. Holà Buenas noches desde IMLIL En El Alto Atlas África del Norte Marruecos mi padre es guía de montaña con 28 años de experiencia, por lo general se mueve el Atlas y el desierto de Marruecos, excursiones a pie se organizan en camello a través de Marruecos. Varios circuitos: montañas, expediciones del desierto en 4 × 4, paseos en camello, camping de lujo en el desierto … * Queremos trabajar con los que pueden trabajar juntos y se esfuerzan por ofrecer un mejor servicio a los clientes y el trabajo en torno al reino de reunirse con clientes y ofrecen una experiencia diferente. Nuestro recorrido por las montañas del Atlas y el desierto de Marruecos, y organizamos excursiones por las montañas del Atlas y el desierto se organizan como servicios complementarios A y asociaciones deportivas Si quiere viajar a marruecos bienvenida que el sitio web :: http://www.moroccan-mountains.com
    y mi facebook (( https://www.facebook.com/asqarrayb ))

    asquarray brahim

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *