01
febrero

Capitulo 3. Cruzando el Sáhara

Buscando conchas para decorar nuestra furgo.

Hola de nuevo. La temperatura va mejorando poco a poco. Pasamos dos noches en Sidi Ifni, sitio elegido por muchos caravaneros amantes del surf. Lo primero que nos pasó al llegar fue que se nos rompió la llave de la furgoneta y las copias estaban dentro… Tuvimos que buscar un cerrajero, pero a la mañana siguiente, todo solucionado.

En Sidi Ifni tuve una experiencia muy auténtica en el hammam. En el hotel nos hablaron de un hammam, pero de los de verdad, no para turistas, y ahi que me fui yo muy decidida. Después de entenderme por gestos con los de la puerta, entré en el hammam de mujeres y otra vez con gestos me iban indicando que tenía que hacer. Yo me vi sentada en el suelo, rodeada de mujeres con sus hijas lavándose, echándome cubos de agua encima por hacer algo, mientras esperaba a la mujer que te frota hasta quitarte la piel muerta… Las mujeres me miraban, me decían cosas, me daban jabón… y yo intentaba adivinar qué hacer en cada momento. ¿Querías una experiencia auténtica? ¡Pues ahí la llevas!

Camellos en el desierto Sahara

Camellos en el desierto del Sáhara.

Despues nos fuimos a atravesar el desierto del Sáhara, que estaba lleno de camellos. Era como ver pastores con su rebaño, pero con camellos. Muy divertido. Paramos en Dajla y en L’Aaioun y pasamos por un montón de pueblitos super pequeños, perdidos en mitad del desierto. ¡Qué estampa!

Guias del desierto

Guías del desierto.

Y nuestro último destino fue Mauritania. Nos estrenábamos en un nuevo país. Recuerdo especialmente el momento en el que llegamos a la frontera para entregar nuestros pasaportes. Éramos los únicos blancos. ¡Qué sensación tuvimos! Como dijo mi compañera: ¡nunca me he sentido tan blanca! Todo el mundo nos miraba. En ese momento dijimos: ¡Ya estamos en África!

Tiendas en el desierto

Tiendas en el desierto.

En Mauritania hicimos noche en Noaudhibou y en la capital, Nouackchott. Si alguna vez participo en el concurso de ‘Cuántas capitales del mundo has visitado’, ya tengo una más para ganar, pero por lo demás, no hay mucho que ver en estas ciudades. Los atractivos del país están en otros sitios, pero la situación está un poco tensa y no es cuestión de andar mucho por estas tierras… Dejo la visita para futuras ocasiones. Como dato curioso del pais, hasta 1980 no se abolió la esclavitud y hoy en día se sigue practicando la mutilación genital femenina en algunas comunidades rurales.

Viaje de Lu: hotel de Nouackchott (Mauritania)

Haciendo amigos en el hotel de Nouackchott (Mauritania).

Viaje de Lu: Una parada en el desierto del Sahara

Una parada en el desierto del Sáhara.

De este último tramo me quedo con un momento: una mañana atravesando el desierto, escuchando música africana en la furgoneta y leyendo ‘El jardinero fiel’ (novela que se desarrolla también en África).

¡Hasta la semana que viene!

¿Próxima parada? Senegal, la tierra del mbalax (música) y de los baobabs (árboles).

“Viajar es una buena forma de aprender y de superar miedos”
Mark Twain, escritor y periodista estadounidense

Comentarios en este artículo

  1. […] de viajes preferido, ‘El viaje de Lu’, ya tenemos un tercer capítulo. En esta ocasión nuestra protagonista aprende lo que es cruzar el Sahara. La viajera granadina está encontrando experiencias auténticas no destinadas al turismo […]

    Granada despierta subiendo a la Alhambra | Granada despierta
  2. Yo también estuve hace unos años en Sidi Ifni para conocer aquellas tierras africanas de las que mi padre me hablaba cuando era niño pues él hizo allí el servicio militar obligatorio en el 61. Ahora ha autopublicado un libro que es posible que os interese. “Historias secretas de Ifni: Hablan los soldados”. Os dejo la dirección de su blog por si os interesa: http://historiassecretasdeifni.blogspot.com/

    José Luis
  3. […] Me encantan los hammams, las termas japonesas, los masajes y todo lo que tenga que ver con spa y relajación, así que siempre que puedo intento darme un homenaje y cuidar mi cuerpo en estos rinconcitos llenos de detalles, aunque todo sea dicho, nunca olvidaré aquel día que fui a un hammam de los de verdad en Sidi Ifni (Marruecos), nada que ver con nuestro concepto de hammam. ¿Querías una experiencia auténtica? ¡Pues toma dos tazas! Os lo contaba en este post cuando cruzamos el Sáhara. […]

    Hamman de Málaga, una experiencia cinco estrellas

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *