08
Julio

Comer en el Campo de Gibraltar

Ya sabéis lo que me gusta comer y lo que disfruto saboreando el mundo. Así que este post, lo dedicaré a contaros mi experiencia gastronómica en Campo de Gibraltar. En el post anterior os hablaba del viaje que hicimos por los siete municipios de la comarca.

¡Ahora es hora de comer! Y en la provincia de Cádiz hay unos platos muy típicos que no se pueden dejar pasar, como el atún rojo de almadraba, las tortillitas de camarones o las ortiguitas. Aunque no solo de pescado vive el hombre, en nuestra ruta también disfrutamos de las setas, la carne de caza y los dulces.
¡Vamos allá!

Comer en Algeciras

Si vuestra visita no es un domingo, habría que intentar ir al mercado de abastos. Hay buen pescado, puestos de comida árabe y por lo visto unos puestecillos de pescaíto frito que merecen la pena.

Yo cené en el restaurante Cepas, con un salón muy acogedor y una terraza con vistas al mar. Lo regenta Alberto, un argentino afincado en Cádiz que conoce ya muy bien esta tierra.

Restaurante Cepas, Algeciras, Cadiz, Campo de Gibraltar

Probamos el atún rojo de almadraba, que además era la época (mayo). Lo cocinaron mechado a las finas hierbas con manteca ibérica y jamón ibérico.

Si visitáis el Campo de Gibraltar, es muy interesante que os cuenten cómo se cogen los atunes con la técnica de la almadraba.

También probamos un aperitivo de queso frito Pajarete acompañado del vino Blanco de Blancos, de la Bodega Barbadillo (para los que no lo sepáis, es una bodega muy famosa de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz). Pero lo mejor de lo mejor, fue la vieira y gambones con fitoplacton marino. Todos coincidimos en que el sabor era espectacular.

Vieira, fitoplacton, atun rojo, almadraba, Restaurante Cepas, Algeciras, Cadiz, Campo de Gibraltar

Comer en Jimena de la Frontera

Entre las estrechas y empinadas calles de Jimena de la Frontera se esconden tabernas y bares con mucho encanto, como El Anón, que no pude conocer, por falta de tiempo y porque nos estaba esperando una maravillosa degustación de setas en un restaurante muy conocido en la zona por eso precisamente, por sus platos de hongos. Es el restaurante Casa Cuenca, abierto en 1920, de los más antiguos de Jimena. Vamos a ver qué probamos aquel día.

Para el que le guste el cuchareo, empezamos con un potaje de setas (chantarela y boletus); boletus edulis con huevo roto y jamón ibérico, pluma de cerdo ibérico con setas y foie al horno, pluma de cerdo ibérico rellena de setas, frutos secos y dátiles al Pedro Ximénez, pluma de cerdo ibérico con boletus. Como veis el boletus parece protagonista, incluso en temporada, hacen flan de boletus. Nosotros de postre no pudimos probarlo, en cambio, nos trajeron su famoso piñonate, ¡exquisito!, y diferente al que se prueba por Sevilla y Huelva. También en Casa Cuenca cocinan la carne de caza, o de monte, como le dicen ellos (el lomo campero estaba muy rico).

Jimena de la Frontera, setas, micologia, hongos, Casa Cuenca, Cadiz, Campo de Gibraltar

Platos de setas en Casa Cuenca

Aparte de lo bien que se come, el lugar es precioso. Por un lado, tiene ese típico comedor de restaurnate de pueblo, de estilo rústico, pero además, tiene una terraza y una zona de pub en los que organizan eventos, actuaciones musicales, y al decoración acompaña.

Comer en Castellar de la Frontera

Aquí os hablaré de dos sitios muy peculiares e imprescindibles en una visita a Castellar, la casa de Stevie y la pastelería Gastrokook.

¿Quién es Stevie? Un inglés, de profesión cocinero, ya jubilado, que decidió abrir su casa en Castillo de Castellar como asociación cultural, gastronómica, artística, musical…

asociacion de sitio Stevie jameson, Castellar de la Frontera, Castillo de Castellar, Cadiz, Campo de Gibraltar

Stevie Jameson

Recibe a sus invitados en su salón, decorado de una forma muy original, un mix rústico moderno, donde puedes ver aperos de labranza junto a un poster de todas las caras de David Bowie y una pata de jamón serrano colgando del techo.

Pues bien, Stevie, previa reserva, lleva a sus invitados al salón de la planta alta, con unas vistas impresionante del Embalse del Guadarranque, y allí los acomoda en las dos mesas que tiene disponibles y cocina para ellos.

¿Qué cocina? Como me dijo Stevie, lo que se le ocurra ese día, lo que a él le apetezca, cocina internacional, o sea, te puedes encontrar de todo, después de toda su vida trabajando como cocinero habrá aprendido miles de platos, fusiones, ideas… y así es como cuida a sus comensales. Él no cobra nada por esto, no hay una carta, no hay listas de precios, es el cliente el que deja la voluntad si quiere (qué menos).

Detalles y rincones del sitio de Stevie

El otro sitio del que quería hablaros es a pastelería Gastrokook, en Castellar. Daniel Rivera (de la Línea de la Concepción), junto con su novia Lorena Barroso de Cádiz, tras hacer sus estudios de hostelería, se trasladaron a Barcelona, Ibiza, Francia, Irlanda y más tarde Jamaica en busca de experiencia y experiencias y hoy, son los propietarios de Gastrokook, donde ofrecen bollería, panadería, bombonería y pastelería por supuesto.

Pero, ¿por qué os hablo de esto en particular? Porque la pareja es súper emprendedora y son unos verdaderos artistas. Investigan diariamente para sacar nuevos productos, les encantan los trampantojos y todas sus elaboraciones están hechas con ingredientes ecológicos y frutas naturales.

En una conversación con Dani, en la que me estaba contando las pocas horas al día que duermen porque el tiempo aparte de la tienda, se lo dedican a la investigación y a las pruebas de sus nuevas ideas, me decía que ya no le apetece probar nada, que está empachado de tanto dulce y de tanto probar…, que solo le sigue apeteciendo croissant de limón, a lo que yo dije ¡¿croissant de qué?!, y ya me dijo todos los tipos de croissants que tienen en Gastrokook (de limón, de tarta de queso…).

Os recomiendo que echéis un vistazo a su web, os vais a quedar de piedra con estos dos gaditanos y la que tienen montada. Tengo pensado entrevistarlos y dedicarles un post más adelante. Me resultaron tan interesantes.

Aquí os dejo algunas fotos de sus elaboraciones y de la que todo el mundo habla en el Campo de Gibraltar, el trampantojo de huevo, que está hecho de coco y mango cubierto de chocolate blanco tintado. ¡Estaba delicioso! El mismo Stevie se quedó fascinado cuando Dani nos lo enseñó.

Gastrokook, Castellar de la Frontera, Castillo de Castellar, Cadiz, Campo de Gibraltar

Elaboraciones de Gastrokook

Comer en San Roque

La gastronomía sanroqueña siempre ha tenido su fama y yo ya tenía ganas de ir a conocerla, de hecho hay en San Roque cuatro rutas de tapas. Nosotros hicimos una ruta por algunas de sus tabernas como La Ermita, La Taberna, El Varal, El Revuelo y Don Benito.

En La Ermita conoceréis a Dahiana, dominicana que le gusta darle su toque a la cocina que ofrece en el bar, por ejemplo, ensaladilla rusa con su toque dominicano o merluza a la caribeña.

La ermital, San Roque, Cadiz, Campo de Gibraltar

Merluza a la caribeña (La Ermita)

Si eres un apasionado del queso y del vino, comme moi hay que ir a La Taberna. Tienen una gran variedad de vinos para copear incluso y de quesos. Me llamó especialmente la atención una tinaja con queso de cabra curado en aceite de oliva y pimentón. Después los había de más sabores, con romero, curados, menos curados… ¡Ay!, te voy a comer a quesos…

queso en pimenton, la taberna, San Roque, Cadiz, Campo de Gibraltar

Queso de cabra curado en aceite de oliva y pimentón (La Taberna)

El Varal está justo en la plaza de la iglesia, y es ese típico bar que se estila por estas partes de Andalucía con decoración cofrade, pequeñito, acogedor, con un tapeo muy de la tierra.

En la Plaza de Armas hay más barecillos con buena pinta, como Don Benito, pero en una noche, no podemos hacer un pub crawling de todo San Roque. Habrá que volver, digo yo.

El origen de este bar se remonta a los padres de Rodrigo, quien hoy lo dirige, cuando empezaron con él como un restaurante de cocina francesa. Hoy lo que se ofrece es tapeo, pero conserva una mezcla francesa, inglesa y andaluza. Nosotros probamos atún con salmorejo y caviar de aceite de oliva, y queso de cabra envuelto en hojaldre con miel. Tiene una chimenea en el salón, a veces hacen espectáculos de flamenco y otros tipos de música (en su página de Facebook lo anuncian).

Finalmente fuimos al Revuelo, me encantó su decoración y sus cuadros en el patio central. Aquí también se puede venir a tomar una copa antes de salir o de ir al pub más auténtico de San Roque, El Caracol. Aquí tenéis que conocer al dueño y charlar con él, si no, la experiencia no será completa. Él mismo describe su bar así: “bar San Roqueño y reducto para aficionados a músicas no adscritas a radiofórmulas y circuitos comerciales”.

El Revuelo, San Roque, Cadiz, Campo de Gibraltar

Pintura en El Revuelo

Comer en Los Barrios

Estuve muy poco aquí, pero lo suficiente para llevarme unos cuantos consejillos gastronómicos. 

Empecemos por el desayuno, en la Venta El Frenazo, típico desayuno andaluz con pan moreno, zurrapa de lomo, manteca colorá, lomo en manteca y chicharrones. Se supone que es para coger fuerzas para ir a trabajar al campo, pero hay muchos que nos metemos tremendo desayuno y no trabajamos en el campo y por lo tanto, tenemos un problema…

La venta me encantó, y el desayuno, de 10. Vuelvo a decirlo, ¡las ventas de España, Patrimonio de la Humanidad ya! Si la dieta mediterránea y la cocina mexicana lo son, ¿por qué no? No podemos perder este patrimonio que tanto nos caracteriza, el fast food está haciendo mucho daño en nuestra gastronomía, me da miedo pensar que las futuras generaciones dejarán de valorar estos lugares y proliferarán Mc Flowers donde antes había ventas. Lloraré gotas de sangre, como dice esa canción de Los Chicos.

desayuno andaluz, venta, venta el frenazo, Los Barrios, parque natural Los Alcornocales, Cadiz, Campo de Gibraltar

Desayuno andaluz en Venta El Frenazo (Los Barrios)

También en Lo Barrios se puede probar la tagarnina, de hecho organizan la fiesta de la tagarnina que se suele hacer antes de Carnavales: ollas gigantes de tagarnina que se reparten entre los visitantes.

Nos recomiendan probar su famosa sopa de tomate, típica comida de campesinos, como las migas, que se ha popularizado y ahora es todo un manjar (se cocina la sopa y al final se añaden pellizcos de pan y se estrellan unos huevos). Apuntada queda para la próxima.

Y ya terminamos Los Barrios con un restaurante que está en la pedanía de Palmones, se llama El Lagar, de esos sitios auténticos también que descubres y dices, ¡madre mía, qué suerte tengo! Yo no pude ir, pero conocí a alguien que trabajaba allí y me lo recomendó, me dijo que era muy de nuestro estilo, con cocina fusión, marroquí y casera de la zona, musiquita tipo jazz, buen ambiente, y a veces hacen actuaciones porque las camareras son también actrices… ¿A que suena bien? Abren de jueves a domingo y no todo el año.

Comer en Tarifa

Igual que en el resto de municipios del Campo de Gibraltar, en Tarifa necesitaría semanas o incluso meses para conocer bien la gastronomía. Yo solo estuve un día y es lo que puedo compartiros, un almuerzo en Otero, un chiringuito junto a la ciudad romana de Baelo Claudia en la playa de Bolonia y una cena en otro chiringuito, el Mandala, para ver atardecer frente a la costa africana.

En el restaurante Otero podéis probar el calamar frito, chipirón plancha, las riquísimas y típicas tortillitas de camarones de Cádiz, ensalada de pimientos, berenjenas fritas con miel de caña, atún encebollado. Todo estaba riquísimo. Y para terminar unos postres espectaculares, imprescindibles el flan de queso y el banofli (banana, nata y base de galleta).

Chiringuito, restaurante otero, Tarifa, Bolonia, Cadiz, Campo de Gibraltar

Platos en el Restaurante Otero

La noche la pasamos en el Mandala, frente al mar, en las instalaciones de la conservera de Tarifa que también le da esto un toque especial al sitio. Junto al restaurante hay una zona chill out y piscina con hamacas, para darse un bañito, tomar el sol, un cóctel, una cerve, una cena… La cocina es de calidad pero no tipo gourmet, hay mucho pescado, pescaíto frito, ortiguitas fritas (pequeño animal marino que se enharina y fríe), atún rojo, aparte también hay hamburguesa, salmorejo y se pueden encargar barbacoas para grupos. Como postre recomiendo la tarta de queso casera. Y por hablar de precios, no es caro, unos 20 euros por persona sale la cena.

Chiringuito Mandala, Tarifa, Bolonia, Cadiz, Campo de Gibraltar

Cena en Mandala

Pues todo o casi todo lo que os he descrito en el post nos lo comimos en esos días. No quiero ni pensar los kilos que pudimos coger después de esta ruta gastronómica por el Campo de Gibraltar. Espero que la podáis disfrutar y que os sirvan los consejos. ¡Que aproveche!

blogtrip, gastronomia, Campo de Gibraltar, Cadiz, Andalucia, España

Con mis compañeros de blogtrip (Virginia, Patricia, José y Valle)

Lu
Avatar de Lu

Profesora de Turismo, autora de Estructura del Mercado Turístico (Editorial Paraninfo), socia de Andalucía Travel Bloggers, aficionada a los idiomas, a la gastronomía y a la navegación y ante todo, viajera.

Comentarios en este artículo

  1. El Campo de Gibraltar efectivamente tiene 7 municipios, se come de maravilla, pero veo aquí que te falta uno, La Línea de la Concepción, un municipio con mucha historia y con una gastronomía maravillosa, donde se come unas sardinas al espeto, que quita el sentido, así que te invito a que vayas, ya que es otro municipio del Campo de Gibraltar.

    María
    • Gracias María. La visita a La Línea fue más cultural pero como ya sé que La Línea es un sitio estupendo para tapear en el Campo de Gibraltar, el próximo viaje tengo pendiente probar las sardinas al espeto y los volaores. Espero que sea pronto!!

      Lu

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *