Errores ortograficos, ortografia, dia del libro
23
Abril

10 errores ortográficos que desterrar en el Día del Libro

Como empieza a ser costumbre en este blog, me gusta celebrar el Día Internacional del Libro con algún post relacionado. El año pasado os hablaba del curioso libro The meaning of Tingo y este año he pensado en recopilar algunos de los errores más frecuentes que solemos cometer al escribir.

Últimamente, por mi trabajo como profesora y por mi afición a los viajes, siempre ando leyendo en internet blogs, foros, comentarios, etc., y todos los días me encuentro con alguna que otra confusión. A la cabeza los ‘sinos’, los ‘porques’, las tildes, las mayúsculas y lo que yo llamo “las malas junteras”.

Después de una infancia, adolescencia y casi toda una vida martilleando con las reglas ortográficas a familia, amigos y alumnos, hoy es un buen día para dejar la maleta en casa, coger la tiza de “profe” y compartir algunos consejos para que nuestros posts tengan menos faltas de ortografía y de expresión.

Es normal tener errores, ya que muchos de nosotros no somos periodistas o lingüistas, y por tanto desconocemos las reglas, por eso y, desde el respeto y el cariño, pensé que sería útil compartir esta información, al igual que otros compañeros bloggers publican posts con consejos para llenar de contenido nuestros blogs, redactar artículos de calidad o hacer buenas fotos, a los que estoy muy agradecida.

No pretende ser este un post escrito por una “señorita Rottenmeier”, yo soy más de “la letra con magia entra”, como una vez se lo escuché decir al pedagogo Miguel Ángel Santos Guerra, por el que siento una gran admiración y al que me gustaría dedicarle este post, para darle las gracias por aquella tarde en la que nos hizo reír y llorar de emoción en un momento tan difícil unas semanas antes de las oposiciones.

Por lo tanto, en el post de hoy no voy a hablar de viajes y destinos, pero sí vamos a hacer un recorrido por los errores más frecuentes que se tienen al escribir, ya sea un blogger, un profesor, un alumno o quien quiera que sea.

Errores ortograficos, ortografia, dia del libro

Errores ortográficos

¿Sabíais que se eligió el 23 de abril para esta efeméride por ser la fecha de la muerte de Cervantes y Shakespeare? Miguel de Cervantes falleció el día 22 de abril (y fue enterrado el 23) y el escritor inglés murió el 23 de abril, o sea, un día como hoy de 1616. Precisamente este año se celebra el 400 aniversario de la muerte de estos dos escritores.

El Instituto Cervantes lo está celebrando por todo lo alto, así que los que estén por Madrid, que aprovechen porque hay muchos eventos programados. Y otra curiosidad relacionada con los libros, es que este año también se celebra el 50 aniversario de la publicación del diccionario de María Moliner, y la semana pasada Paco Azorín estrenó una ópera en el Teatro de la Zarzuela para homenajear a esta lexicóloga. De nuevo, dichosos los que anden por la capital.

Errores ortograficos, ortografia, dia del libro, diccionario, RAE

Ortografía y diccionario de la RAE

Efemérides aparte, vamos con los errores que considero más frecuentes y que se corrigen en un santiamén.

Antes de empezar, quisiera decir que para escribir el post me he basado en nuestra Real Academia de la Lengua (en adelante, RAE) y en el otro gran referente para los medios de comunicación, la Fundéu BBVA, Fundación del Español Urgente, cuyo objetivo es impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación (la Fundación está asesorada por la RAE y tiene un buscador de dudas urgentes que os recomiendo consultar). Seguro que alguna vez os habéis cuestionado si poner o no tilde a un hashtag, pues la Fundéu aconseja hacerlo con tilde.

1. Empecemos con un clásico muy viajero: días, meses y estaciones del año.

Los días de la semana, los meses del año y las estaciones no van en mayúscula. Así es, aunque en otros idiomas sí se escriba la primera en mayúscula, en el nuestro no es así.

Mal: Los Domingos de Mayo el restaurante está cerrado por ser Primavera.
Bien: Los domingos de mayo el restaurante está cerrado por ser primavera.

2. Atención a los singles.

No seáis malpensados, me refiero a los monosílabos que tantos fallos hacen que tengamos al escribir. ¿Quién no ha visto alguna vez “tí” con tilde? Hay casos peores, como “fué” con tilde, “fuí”, “dí”, “dió” o “vió” (todos mal escritos). Hay una regla de oro que dice: en español los monosílabos no llevan tilde, salvo en los casos de tilde diacrítica, para entendernos, aquellos que significan dos cosas, para diferenciar una de otra, más, mí, tú, él, sí, sé, dé, té no son lo mismo que mas, mi, tu, el, si, se, de, te. Por ejemplo, no es lo mismo “té” de bebida que el pronombre “te” (¿te animas a viajar?). Pues así con el resto, pero en el caso de “fue”, no existe un “fue de tal” y un “fue de Pascual”, no hay que diferenciarlo de nada y como es monosílabo y la regla en español dice que los monosílabos no llevan tilde, pues asunto resuelto. Insisto, lo mismo con el pronombre “ti”, no hay un “ti de tal” y un “ti de Pascual”. Y mucha atención con colocar la letra “o” entre cifras con tilde, es otro error.

Mal: Dicen que el se marchó a Bruselas en 2014 ó 2015 y dejó esta carta para tí.
Bien: Dicen que él se marchó a Bruselas en 2014 o 2015 y dejó esta carta para ti.

3. Cuidado con las malas junteras.

Esta es una expresión que solía escuchar en los pueblos para referirse a las amistades peligrosas que no debíamos tener y siempre me ha hecho mucha gracia. En este caso, con lo que hay que tener cuidado es con no juntar palabras como “sobre todo” y “a gusto”. Leo en muchos sitios “sobretodo” junto, ¿sabíais que un sobretodo, según la RAE, es “un abrigo o impermeable que se lleva sobre las demás prendas”? Pues cuando queráis usar “sobre todo” como “especialmente”, no uséis el abrigo de la RAE…

Mal: Me encanta la Costa del Sol, sobretodo Málaga, ¡qué agusto se está en esta ciudad!
Bien: Me encanta la Costa del Sol, sobre todo Málaga, ¡qué a gusto se está en esta ciudad!

4. Otras amistades peligrosas: los sinos.

Menudo peligro tienen “si no” y “sino”. Como dice la Fundéu BBVA, la forma “si no” introduce siempre una oración condicional y debe escribirse en dos palabras separadas, “si no vas de tapas por Granada, te arrepentirás”. En los demás casos, se trata de la conjunción “sino”, que se escribe en una sola palabra. Se usa principalmente para contraponer una afirmación a algo previamente negado (no fui a París, sino a Lyon). También para unir dos enunciados en los que el segundo añade algo al primero: “no solo he ido a Doha, sino que además he visitado Dubái”.

Mal: En Londres no solo puedes ir de compras, si no que puedes visitar millones de museos.
Bien: En Londres no solo puedes ir de compras, sino que puedes visitar millones de museos.

Un truco sencillo para saber cuándo poner “si no” o “sino” es ver si entre “si” y “no” puede incluirse algún elemento sin pérdida de sentido en el texto: “si no vas de tapas por Granada te arrepentirás”= “si no vas de tapas por Granada te arrepentirás”. En caso afirmativo, se trata de si + no, y debe escribirse en dos palabras. Este vídeo os puede ayudar:

5. Aparte no se escribe en partes.

Aparte, apenas y acerca se escriben juntos. Y esto es siempre así, no lo olvidéis y echad un vistazo a algunos textos para ver que más de uno y de dos ponen “a parte” separado.

Mal: En Granada hay otros baños árabes a parte de los de calle Elvira, como los de Hammam Al Ándalus.
Bien: En Granada hay otros baños árabes aparte de los de calle Elvira, como los de Hammam Al Ándalus.

6. ¿”Grosso modo” o “a grosso modo”?

No se dice “a grosso modo” por mucho que nos empeñemos, así que cuando queramos utilizar esta locución latina que significa “aproximadamente”, procuremos hacerlo bien.

Mal: A grosso modo, la temporada de viajes ha estado genial, no me puedo quejar.
Bien: Grosso modo, la temporada de viajes ha estado genial, no me puedo quejar.

7. ¿Por qué? Porque…

Hay cuatro formas de escribir esta palabra que tantos problemas nos da:

  • Cuando es pregunta, va separado y con tilde “por qué”: ¿Por qué no viajar en solitario aunque sea una vez en la vida?
  • Cuando es respuesta, va junto y sin tilde “porque”: Porque me da miedo viajar solo.
  • Cuando es sustantivo y sinónimo de la palabra razón o causa: El “porqué” de algo.
  • Cuando se utiliza para dar razones y se puede sustituir “por el cual/la cual”, va separado y sin tilde “por que”: Esa fue la razón por que no viajé.

Mal: ¿Porqué quieres dar la vuelta al mundo? Por que es una aventura que hay que vivir, por que siempre he soñado con hacerlo. El por qué de dar la vuelta al mundo no es lo que me preocupa, sino el cómo y el cuándo.
Bien: ¿Por qué quieres dar la vuelta al mundo? Porque es una aventura que hay que vivir, porque siempre he soñado con hacerlo. El porqué de dar la vuelta al mundo no es lo que me preocupa, sino el cómo y el cuándo.

8. Prever y no preveer, esa es la cuestión.

¿Habremos visto veces escrito “preveer”? Eso es porque confundimos el verbo “prever” con “proveer”. Prever está formado por el prefijo “pre” unido al verbo “ver” (pre+ver) y significa ver algo anticipadamente, por lo que cuando se use prever, si nos confunde, probad quitando el “pre” y comprobad que se ha conjugado bien “ver”. Seguro que no diríais “veer” nunca, porque no existe, pues lo mismo con “preveer”.

Mal: Antes de visitar un país nuevo tienes que preveer hasta el último detalle.
Bien: Antes de visitar un país nuevo tienes que prever hasta el último detalle.

9. Imperativos.

En los blogs solemos dar consejos a nuestros lectores y es habitual decirles que hagan esto o lo otro. Atención a cómo se lo decimos, porque el imperativo (visitad) no se hace con el infinitivo (visitar).

Mal: Si vais a Estados Unidos comeros una hamburguesa y probar el batido de helado de vainilla.
Bien: Si vais a Estados Unidos comeos una hamburguesa y probad el batido de helado de vainilla.

También está mal: Si vais a Estados Unidos comerse una hamburguesa… ¡Horror!

10. Punto y final.

Para terminar, veamos algunos errores que cometemos con la puntuación.

  • Detrás de punto, dos puntos, coma y punto y coma, hay un espacio. Delante no hay espacio.
  • Cuando se finaliza una frase con el signo de interrogación o exclamación, no se añade punto, eso es duplicar la puntuación.
  • Los puntos suspensivos están formados por tres puntos consecutivos (…) —y solo tres—.
  • Y cuando escribimos etcétera de forma completa o abreviada (etcétera o etc.), no se pueden poner puntos suspensivos, o una cosa o la otra. Y siempre va precedida de una coma.

Mal: ¿Has visitado Escocia?. Si no lo has hecho te daré unas cuantas razones :música ,historia ,naturaleza etc…
Bien: ¿Has visitado Escocia? Si no lo has hecho te daré unas cuantas razones: música, historia, naturaleza, etc.

Espero haberos ayudado, que no “a ver” os confundido…

En cualquier caso, como dijo el poeta británico Alexander Pope:

“Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios”.

¡Feliz Día del Libro!

Lu
Avatar de Lu

Profesora de Turismo, autora de Estructura del Mercado Turístico (Editorial Paraninfo), socia de Andalucía Travel Bloggers, aficionada a los idiomas, a la gastronomía y a la navegación y ante todo, viajera.

Comentarios en este artículo

  1. Excelente post!!! Me ha encantado 😉 Aun así, seguro que alguna vez se me escapa alguna falta, pese a ser un “mijitas” con este tema . Un abrazo!

    Daniel Cuéllar
  2. Muy útil.
    Muchas gracias por ésta clase de ortografía tan agradable.
    ??

    Mar de Marçay Robles
  3. Un post muy interesante, con algunas cosas básicas que hemos ido degenerando casi sin darnos cuenta (a mí también me pone de los nervios esos “etc….” o la puntuación doble). Lo que ocurre es que de leerlo una y otra vez ya no chirría tanto, haciéndonos titubear en algunas ocasiones. Creo que la clave para disipar estas dudas se basa en la utilización de los trucos nemotécnicos como los que nos ha facilitado Lourdes, una manera mucho más agradable y cómoda que lo sugerido por el refranero español.
    Para terminar, me gustaría añadir que no puedo estar más de acuerdo con el excesivo uso del “sesquipedalismo”. Buena parte de la culpa se la achaco, es mi opinión personal, a los medios de comunicación y su afán de parecer, en ocasiones “pseudo-parecer”, más intelectuales. ¡No lo soporto! ¿Os habéis dado cuenta que casi nadie en televisión usa el adjetivo “cómodo”? Ha sido sustituido completamente por “confortable”, aunque al menos, en este caso, se ha elegido un término real, porque hay por ahí cada “palabro”…

    MLO
    • Gracias María por tu comentario, ahora a practicar, que nos queda mucho por aprender y cada día nos enteramos de algo nuevo. ¿O hacemos como sugirió García Márquez y jubilamos la ortografía (enlace)?

      Lu
  4. Muy chulo, Lu (me ha encantado lo del “sesquipedalismo”, no lo conocía). Eso sí, me gustaría comentar un par de cosas. Por un lado, he visto (lo he buscado porque me han entrado dudas) que “listado” también consta en el “DLE” como sustantivo, en su tercera acepción. Por otro, veo que en tu respuesta (es decir, la que está justo encima de mi comentario) faltan las comas de vocativo, un error que también debería de estar aquí porque es muy muy muy (sin comas) común, así como lo es cerrar los saludos de cartas y correos con coma por influjo del inglés. Lo correcto es “Hola, Lu:”, y no “Hola Lu,”.

    Espero haber aportado nuevos conocimientos a alguien. 🙂

    ¡Saludos!

    RGR
    • Gracias por los comentarios, revisando lo que has dicho, he editado y corregido lo de listado, porque es cierto que la RAE lo admite en su tercera acepción.
      Saludos.

      Lu
  5. Lourdes!!! Me ha encantado el.post! Los vamos a tener en cuenta a la hora de escribir los post! Por cierto deseando estoy que realices ese taller 😉

    Gloris
  6. Lourdes!!! Me han encantado todos los consejos! Los vamos a tener en cuenta a la hora de escribir los post! Por cierto deseando estoy que realices ese taller 😉

    Gloria
    • Gracias querida. Me alegra saber que te ha gustado. El taller is coming soon.

      Lu

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *