Burj Al Arab, Dubai, Emiratos Arabes Unidos
29
junio

Escapada a Dubái

Hace unos meses me hicieron un regalo muy especial, una escapada de tres días a Dubái. Así que este post va dedicado a mis amigas Amor y Nadine con las que compartí este viaje.

Dubái es uno de los siete emiratos de Emiratos Árabes Unidos, otro de los países del golfo Pérsico que recientemente he visitado. Cuidado con pensar que Dubái es un país, la gente se suele confundir. El país es Emiratos y su capital Abu Dabi.

Si voláis con Emirates probad a ver si vuestro vuelo os permite alargar la escala en esta ciudad y conocer un poco de cerca el destino del shopping, del derroche, de lo inimaginable… ¿Un archipiélago artificial cuyas islas tienen la forma de los continentes? Allí lo tienes. ¿Esquiar en pleno desierto? También. ¿Le apetece un hotel de siete estrellas? Dubái cuenta con ello. ¿Y un restaurante con un enorme acuario dentro del comedor? Of course. ¿Y el edificio más alto del mundo? Bien sûr. ¿Y viajar en un metro en el que hay un vagón VIP? ¡Pues claro que sí! Y así todo, suma y sigue. Esto es Dubai, un destino preparado para recibir turistas con muchas ganas de consumir.

Burj Al Arab, Dubai, Emiratos Arabes Unidos, Oriente Medio

A mí personalmente me pareció un lugar muy curioso. Todo me sorprendió, es increíble lo que han creado de la nada. En cierto modo, me preocupa pensar en el impacto medioambiental que esto pueda tener… Pero es una parte de nuestro mundo y como tal, quería conocerlo y verlo con mis propios ojos.

Los españoles cuando viajamos a Dubái no necesitamos realizar ningún trámite previo ni pagar visado, lo que es una gran ventaja. Por ejemplo, yo viajé con una amiga panameña y una libanesa y ellas tuvieron que pagar alrededor de sesenta dólares de visado, para que os hagáis una idea. El único requisito es que nuestro pasaporte tenga una validez de al menos seis meses, así que ¡comprobad vuestros pasaportes!

Qué hacer en Dubái

Más bien, este apartado se debería llamar “qué no hacer en Dubái”, porque tienen para hacer de todo: museos, playa, restaurantes, compras, parques de atracciones, festivales de música y cine, deportes (esquí en el desierto, motos, coches), etc.

Lo primero que yo haría es un tour por la ciudad, en coche o en bus para ver los rascacielos, las islas artificiales y las torres tan vanguardistas que hacen de Dubái una ciudad única en el mundo. Algunos ejemplos, Burj Khalifa, Burj Al Arab, las islas Palm (islas artificiales con forma de palmera) o las World Islands (con la forma del mapa del mundo).

Y por último, uno de los must-to-do en Dubái es disfrutar de su gastronomía, pero a esto le dedicamos un apartado más adelante.

Nosotras el último día, como nos gustan tanto los parques acuáticos, nos fuimos al Aquaventure Waterpark (precio de la entrada, 80 euros aproximadamente).

Como no podía ser de otra forma, todo está diseñado para que no te falte de nada, cientos de restaurantes y tiendas para los que no quieran dedicar su tiempo a las atracciones y unos toboganes y camicaces alucinantes para los locos por el agua como yo. A mí, aparte de gustarme por ser un parque acuático (que me encanta bañarme), lo que me fascinó, fue la experiencia de ir a un parque acuático en un país árabe, ver el traje de baño (normalmente, tanto hombres como mujeres van más tapados), y el ganador del día fue el burkini. En mi vida había oído hablar de él, es la prenda de baño para aquellas mujeres que visten con burka o saris. En la entrada del parque, había un cartel con los trajes de baño permitidos, el bikini, el bañador y el burkini. Incluso el cartel indicaba la prohibición de usar las atracciones con burka o saris.

burkini, Dubai, Emiratos Arabes Unidos

Prendas de baño: el burkini

Qué comer en Dubái

Antes de ir, te recomiendo encarecidamente que eches un vistazo al programa televisivo Out & About para coger muchas ideas sobre restaurantes, gastronomía y qué hacer en la ciudad.

Podéis ir a alguno de los restaurantes que hay dentro de la torre Burj Al Arab, donde también hay un hotel de lujo de siete estrellas, tiendas de súper lujo, etc.

Nosotras fuimos a comer al Restaurante Al Mahara del Hotel Burj Al Árab, especializado en pescado y marisco, con un acuario gigante en su interior, y por supuesto, con su dress code para clientes. Pedimos el menú y nos costó alrededor de 140 euros por persona. ¿El mejor restaurante del mundo? ¿La mejor comida? No exactamente, estás pagando el sitio, la ubicación, la decoración, el menaje tan espectacular, tener un acuario y animalitos nadando frente a tu mesa, lo acogedor del lugar… La comida estaba bien, rica, pero nosotras tres coincidimos en que habíamos probado cosas más sabrosas en otros restaurantes. Y si me aceptáis una crítica, demasiado tiempo de espera entre plato y plato. Pero hay que reconocer que el sitio era una pasada, precioso, los cuartos de baño con tocador, crema y perfume, una sala de fumadores preciosa… Si decidís ir, este tipo de sitios es siempre con reserva, como era de esperar.

Gracias al programa Out & About, mis amigas descubrieron el Clinton Street Baking y un día fuimos a tomar el brunch allí. Es un restaurante americano, con tortitas y sirope, crispy chicken, wafles, batidos riquísimos (yo pedí el de caramelo salado). Y curiosamente, también ofrecen bacon, pero bacon “halal-friendly”, es decir, de ternera, no de cerdo.

Si os gusta el dulce, y no habéis estado en Estados Unidos en la Cheessecake Factory, tenéis que ir en Dubái y probar las miles de tartas de queso que tienen en este restaurante, no os perdáis la clásica, la tarta de queso de tarta de zanahoria (sí, lo he dicho bien), y la de Reeses. Os conté mi experiencia con las tartas de queso en este post en San Francisco.

Una costumbre que hay por estos países es la del Afternoon tea, como os contaba en mi anterior post de Escala en Doha, y por eso muchos hoteles lo ofrecen. Así que si como turistas queréis ir a un hotel lujoso, probar delicatessens y experimentar esta tradición, ya tenéis otra idea para la tarde.

Nosotras nos quedamos con las ganas de experimentar el Culinary Flight en la torre Burj Al Arab, conocido como “The best of the best”. Es una ruta por los restaurantes y bares del edificio, donde tomas el entrante en uno, el primer plato en otro, luego sigues la ruta para ir a otro restaurante y tomar el plato principal, después a otro a por el postre y por ultimo un cóctel. ¿A que suena divertido? Maybe next time.

Compras en Dubái

Si eres shopaholic, Dubái te va a encantar. ¿Sabías que es el número 2 en presencia de marcas después de Londres? Los centros comerciales, conocidos con el nombre “mall” son enormes y los hay por todas partes, más de 95 en una sola ciudad. Yo pasé un día entero en el que es conocido como el centro comercial más grande del mundo, con más de 1.200 tiendas, The Dubai Mall, y eso que no soy de las que le gusta comprar como una loca, pero sí curiosear. Aquí encontraréis las marcas más famosas y lujosas, otras más asequibles, etc. Si buscáis souvenirs para traer de regalo (perfumes, pañuelos, y stuff I love Dubai), podéis ir a la tienda Al Jaber Gallery en la planta baja; para identificarla, veréis un precioso camello justo en la entrada. Los precios son muy normales.

Al Jaber Gallery, Dubai Mall, Dubai, Emiratos Arabes Unidos

Al Jaber Gallery

Hay una tienda que se llama Dayso Japan, que es como un “Todo a 100” de los nuestros, con muchas curiosidades y cachivaches a unos precios muy razonables. ¡Cuidado que hay a quien le engancha!

En este centro comercial se puede echar un día perfectamente, porque además de comprar y pasear por las tiendas, se puede comer en los mil y un restaurantes (a cual más rico) y por la tarde, disfrutar del espectáculo de música y agua en la gran fuente que hay junto al Mall. Es famoso este sitio por ser el lugar donde se celebra el espectáculo de música, luces y agua de Año Nuevo, desde el que se puede ver la iluminación de Burj Khalifa, la estructura más alta del mundo, 828 metros.

También en este centro, en la segunda planta, hay dentro un acuario en el que se puede ver a los cuidadores alimentando pequeños tiburones, rayas y otros animales (Dubai Aquarium & Underwater Zoo) y una pista de patinaje sobre hielo. Como diría Obelix, Ils sont fous, ces Romains!

No creáis que las tiendas que conocemos de nuestros países ofrecen en Dubái más de lo mismo, allí siempre tienen su toque árabe, de lo que les gusta a ellos. Mi parada preferida, las perfumerías. Ya os lo conté en el post de Doha, pero repito, porque me apasionan las fragancias árabes.

Los perfumes de Tom Ford son deliciosos, preguntad por las esencias Private Blend Collection como Jasmin Rouge, Noir de Noir, Oud Fleur, Oud Wood o Tobacco Oud.

El “oud” se lleva mucho en los perfumes árabes, incluso en desodorantes, ambientadores de hogar, etc. Por supuesto, yo compré los míos y en casa tengo toda una colección oud y tobacco. Mi perfume preferido de todos estos es el de Estée Lauder Wood Mystique, tenéis que olerlo, ¡madre mía! El precio de los 100ml es de 140 euros. Otro que no pude resistirme a comprar es Armani Privé Rose d’Arabie, nada menos que 230 euros… Lo sé, un poco caro para 100 ml, pero es Alta Perfumería y no sé cuándo volveré a estos países y huele estupendamente.

Este tipo de perfumes son difíciles de conseguir en España, con suerte en algunos Corte Inglés y en su tienda online (eso es algo que descubrí a la vuelta). Y lo que más me llama la atención de casi todos ellos, es que son unisex. Es algo que me encanta: lo perfumados que van los árabes del Golfo.

Perfumes árabes, Armani Privé Rose d'Arabie, Estée Lauder Wood Mystique

Perfumes árabes: Armani Privé Rose d’Arabie y Estée Lauder Wood Mystique

Si pica el hambre, como decía antes, el Mall está lleno de restaurantes. Nosotras cenamos en el Social House, con mucha oferta de cocina oriental, todo riquísimo y precios asequibles para lo que es Dubái. Nos encantaron los rollitos de sushi hechos de quinua en lugar de arroz, menudo descubrimiento. Y me pedí un zumo de jengibre con menta, piña y lima exquisito.

En estos países nos llama la atención ver cómo todos los espacios e infraestructura turística están perfectamente adaptados al turista halal. En los centros comerciales, tienen sus salas de oración (diferenciando entre hombres y mujeres). Pero no solo en los centros comerciales, en los parques de atracciones, aeropuertos y estaciones también existen estas salas y en los hoteles, una flechita en el armario o en el escritorio indicando la dirección de la qiblia en La Meca. He aprendido mucho sobre turismo halal gracias a este viaje y tengo en borrador un post sobre este tema, porque es una tendencia actual del sector y un colectivo con mucho potencial para la industria turística de España.

Sala de rezo, Dubai Mall, Dubai, Emiratos Arabes Unidos

Sala de rezo

Volviendo a las compras, ¿sabías que en esta ciudad se celebra el Dubai Shopping Festival? El Festival de las Compras se celebra en enero y se acompaña de espectáculos, exposiciones y otras actividades culturales. También se celebra el Dubai Summer Surprises.

Otra feria muy famosa de Dubái es Gulfood, la feria industrial de la alimentación y bebidas (no alcohólicas, por supuesto). Y es que a estos destinos del Golfo les gusta mucho el shopping y el lujo, en Bahrein, un estado insular próximo a Emiratos, se celebra la Exposición de Joyas, Jewellery Arabia, os podéis imaginar el derroche.

Por tanto amigos, si visitáis este destino, preparad cartera, aunque depende de los caprichos y lujos que os queráis dar, pero en general todo se paga y bien pagado. En cuanto al alojamiento, si sirve de algo, nosotras nos alojamos en el hotel Ibis Dubai Al Barsha, y el precio de la noche fue unos 180 dólares. La habitación era muy sencilla, cómoda y limpia, como la de cualquier Ibis.

Espero haberos aportado aunque sea un poquito de ideas para vuestro viaje a Dubái. ¡Hasta pronto!

Archivado en:
Lu
Avatar de Lu

Profesora de Turismo, autora de Estructura del Mercado Turístico (Editorial Paraninfo), socia de Andalucía Travel Bloggers, aficionada a la lingüística, a la gastronomía y a la navegación y ante todo, viajera.

Comentarios en este artículo

  1. Mi sensación al leer tu publicación … Creo que he viajado contigo !!! .

    Curioso, ameno y creo que muy útil como describes y sobre orientas sin desvelar posibles sorpresas que seguro tiene la cuidad.

    Perfecto.??

    José carlos
    • Gracias, intento ser fiel en lo que cuento.

      Lu

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *