28
noviembre

Escapada a un mercado navideño en Europa

Alemania, mercado navideño, Bremen

Lu en el mercado navideño

Si estáis planeando una escapada para el puente de diciembre o para las vacaciones de Navidad, una opción muy divertida es visitar una ciudad europea y alguno de sus mercados navideños, por el ambiente tan mágico y especial. Seguro que encontráis vuelos a buen precio a alguna ciudad belga, alemana o francesa y os podéis montar un viajecito muy curioso. Yo lo hice hace un tiempo y elegí Bremen y aunque solo fueron 3 días, lo pasamos estupendamente. 

A finales de noviembre empiezan a funcionar los mercados navideños y os aseguro que no tienen nada que ver con los españoles, merece la pena visitarlos aunque sea una vez en la vida, pasear por las calles y disfrutar de ese frío invernal, beber un vino caliente para entrar en calor, curiosear los puestos de la calle…

En noviembre en Bremen coincidió el mercado navideño con un mercado medieval en la ribera del Weser, donde por las noches iluminaban los árboles con bombillas de colores y el efecto era realmente bonito.

Qué hacer en Bremen

Alemania, mercado navideño, Bremen, músicos de Bremen

Los músicos de Bremen

La verdad es que Bremen no es el sitio más maravilloso de Alemania, pero encontramos unos vuelos baratos y buscábamos este ambiente y nos salió bien la jugada.

Si hay tiempo de sobra, siempre se puede completar con Hamburgo, que está a 1 hora en tren. De todas formas a mí me encantó pasar estos días allí, paseando por los mercados de Marktplace, recorriendo la calle Botteherstrasse (llena de tiendas, con fachadas decoradas, museos, etc.), visitando sitios como el Ayuntamiento (Rathaus Town Hall), la catedral y su torre por las vistas, haciéndonos la foto con los 4 músicos de Bremen (y la tradición de tocarle el hocico al asno)…

Otras visitas pueden ser el parque Am Wall, Schonoor (barrio tradicional con casas antiguas y rincones preciosos), la fábrica de cerveza Beck con visitas guiadas, la fábrica Mercedes-Benz, el barrio Übersesladt de ambiente marinero, o alquilar una barquita o una bicicleta y pasear por la ribera. Como decía antes, no vais a encontrar la ciudad con más historia y monumentos de Europa, pero es un buen destino para un city-break de fin de semana.

Qué y dónde comer en Bremen (y beber…)

Alemania, mercado navideño, Bremen

Puesto de kartofen

Además de las paradas que se pueden hacer en los puestos de comida en la calle (salchichas, hamburguesas, vino caliente, etc.), para mí un imprescindible fueron las Bodegas del Ayuntamiento, con más de 600 años de antigüedad y más de 600 vinos. ¿Te lo perderías? Además tiene un restaurante donde se come estupendamente y es muy acogedor.

Como es Alemania, pues lo típico es probar los Bretzels (bollos de pan con sal gorda), los platos de salchichas y chucrust, el codillo, etc. Pero en Bremen el clásico es el Grünkohl (pescado o ternera con puré de patatas, col, cebolla, huevos… una bomba). Y de postre el Butterkuchen (pastel cubierto de mantequilla, azúcar y almendras, otra bomba). Aunque a mí lo que me encanta de Alemania, aparte de las salchichas, el codillo y la cerveza, es ir a una bocatería y probar los sándwich en panes de semilla, ¡qué desayunos nos metimos aquellos días! Os recomiendo los de Back Factory, Engel o Taten Café en el barrio de Schonoor.

Puesto de carnaza

Puesto de carnaza

En cuanto a las bebidas, pues el vino caliente está riquísimo (y es peligroso, cuidado), la cerveza Beck o Paulaner, el Jägermeister (especie de anís oscuro) o el Knigge (café tradicional de Bremen).

Y por zonas, los restaurantes y cafés de Viertel están muy bien además de los de Schonoor, o los de la calle próxima al río llamada Schaldte (bares Celona, Paulaner o el Oyster), los barcos-restaurantes.

Más comida

Más comida

Para dulces probad los chocolates de la chocolatería tradicional Hachez. Y para tomar una cerveza o copa me gustaron especialmente cerca de Marktplace los pubs Spitzen Gebel (muy acod¡gedor) y Schüttinger (enorme y con una cerveza riquísima).

Hasta aquí la guía de Bremen. Y si no elegís esta ciudad para visitar un mercado navideño, la gente habla maravillas de los de Ribeauville, Riquewihr, Nuremberg, Colmar o Colonia (dicen que el más bonito).

Danken!

Y Happy Thanksgiving!

Y un abrazo enorme para Rafa, Sebas y María José, con los que compartí esta escapada tan especial.

¡Ah! Y esta semana os recomiendo el Festival Tapas de Película (Almería), las Jornadas Micológicas de Cortes de la Frontera (Málaga), de Priego de Córdoba o de Oria (Almería), la Fiesta de la Zanahoria Morá (Cuevas Bajas, Málaga), la Fiesta del Mosto (Atajate, Málaga) y la Romería de Santa Catalina (Jaén).

 

Archivado en: ,
Lu
Avatar de Lu

Profesora de Turismo, autora de Estructura del Mercado Turístico (Editorial Paraninfo), socia de Andalucía Travel Bloggers, aficionada a la lingüística, a la gastronomía y a la navegación y ante todo, viajera.

Comentarios en este artículo

  1. […] las fechas Navideñas y Fin de Año, os recomiendo visitar un mercado navideño, aquí os doy algunos consejos del de Bremen (Alemania) que visité para hacer un sueño realidad. Y como […]

    Por qué la idea de ser Travel Blogger y sus lugares indispensables en el mundo | Andalucía Travel Bloggers

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *