Raw Prawn, Grecia, Islas griegas
02
octubre

Navegando por Grecia en el Raw Prawn

¿Os acordáis del post titulado Navegando por las Baleares donde os contaba mis vacaciones en velero el año pasado? Pues este verano he repetido experiencia náutica, pero esta vez un poco más lejos, surcando el Egeo y el Jónico en el Raw Prawn, el barco de mi querido Marcelino, al que dedico, con todo mi cariño, la entrada de hoy, por ser un patrón ejemplar. Gracias Marcelino por tu generosidad, tu entusiasmo, tu sentido del humor, tu sabiduría… Y por ser esa bella persona que eres.

¿Sabéis quién es Marcelino? Pues es un gallego que tiene un Morgan 44, el Raw Prawn, y publica sus viajes en esta web, donde podéis encontrar mucha información relacionada con el mundo del mar, frases y refranes marineros, recetas, información sobre sus viajes y para los que estéis interesados en conocerlo y compartir con él una de sus aventuras, podréis estar informados de sus futuras salidas y con un poco de suerte, formar parte de la tripulación como he hecho yo este mes de julio. Ya conocéis un poco más a mi capitán. Os dejo una foto de cuando me hizo entrega de mi diploma de tripulante.

Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

‘Lisensiada’

¡Vamos con mi viaje! Si queréis conocerlo al detalle, Marcelino publicaba un blog de cada etapa. Yo os voy a contar un poco mi experiencia personal.

Me apunté al trayecto Atenas-Sicilia (Catania), y en la capital griega me presenté a mediados de julio y después de pelear un poco con el taxista, llegué a la marina de Kalamaki y encontré el barco en el que pasaría quince días. Allí compartí un par de ellos con la tripulación de la Fase C que venía de Creta (Marc y su padre Javi, Marjo, Jeremy y Dani).

 

Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

Primer desayuno

Ya reunida mi tripulación, José Luis y Carlos (los queridos chicos del ancla), Emilia, María del Carmen, Marià, Marcelino y yo, zarpamos a la isla de Egina, fondeamos el barco e hicimos la primera excursión. ¡Qué ilusión eso de parar el barco y patearse los puertos y las ciudades por las que íbamos pasando! Hemos hecho veinte mil excursiones. Y esta fue una sorpresa: después de subir un camino que se las trajo, de repente, entre pinos, encontramos el Templo de Afaya, en la cumbre, dominando la isla, rodeado por el mar. ¡Qué vistas! ¡Qué sorpresa más agradable!

Templo de Afaya, Isla de Egina, Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

Templo de Afaya (Isla de Egina)

 

Este fue nuestro último destino en el Mar Egeo, porque lo siguiente que hicimos fue atravesar el Canal de Corinto hacia el Mar Jónico. ¡Fue tan emocionante! Tan solo seis kilómetros, unos veinticinco metros de ancho, sabiendo que fue abierto a pico y pala en el siglo XIX, y nosotros allí, en el Raw Prawn en pleno atardecer cruzándolo.

Canal de Corinto, Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

Cruzando el Canal de Corinto

Y llegamos a Corinto, y desde allí visitamos su fortaleza Acrocorinto, y poco más, porque nos fuimos rápido, aprovechando que bajó el viento, al puerto de Itea, donde alquilamos un coche para ir a Delfos y ver el Oráculo y las ruinas de la ciudad. Realmente asombroso. Y de la mano de Marcelino que todo lo iba explicando, mejor aún. Pero lo que nos maravilló del día, yo creo que fue el pueblito de Galaxidi, con un puerto muy tranquilo, playas de agua cristalina y un montón de tabernas donde tomar algo a la vera del mar.

Nuestro siguiente objetivo fue Lepanto, famoso por nuestro Cervantes, pero tengo que añadir que ¡vaya un puerto bonito! Un puerto acogedor, pequeño y rodeado de una fortaleza. Tenéis que ir y pasear por su paseo marítimo, tomar algo en sus terrazas, subir al castillo… Hay tanto que hacer.

Raw Prawn, Lepanto, Grecia

El Raw Prawn en Lepanto

Y si vais por allí, yo pararía en la Isla de Zakynthos, que, aunque muy turística, tiene sitios espectaculares, como la Cala del Naufragio, que puede ser uno de los sitios más bonitos que he visto. Recomiendo ir a verla desde arriba y luego ir en alguna excursión en barquito para ver el barco oxidado al sol de cerca. Y el color del agua, azul turquesa intenso como nunca lo había visto. Os dejo las fotos y vosotros juzgáis. Y son sin Photoshop.

Nuestra penúltima isla antes de terminar el viaje en Catania (Sicilia) fue la isla de Ulises, Ítaca. Ya se encargó Marcelino de recitar: “Cuando emprendas el viaje hacia Itaca, ruega que sea largo el camino, lleno de aventuras, lleno de experiencias. No temas a los Lestrigones, a los Cíclopes o al fiero Poseidón, nunca temas…”. Y allí, en el puerto de Vathi, paseando con mis chicas, Emilia y María del Carmen, descubrimos la tienda de un artista, Nikos Markatos, que nos fascinó, por sus cuadros, esculturas, fotografías, etc., todo de temática marinera. En esta isla el pueblo de Kuoni también es precioso, pequeño, con mucho encanto, su placita, sus veleros amarrados… Islas griegas 100%.

 

Homero, Ítaca, Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

Con Homero en Ítaca

Y llegaba el fin de nuestro viaje por las islas. La última fue Cefalonia, donde conocimos los puertos de Fiskardo, Assos y Argostoli (ordenados también por su belleza). Fue una bonita forma de decir adiós al país, a su música, su gastronomía, sus islas, sus playas… Y ahí empezó nuestra travesía de treinta seis horas navegando hasta Catania, que tuvo un final feliz cuando en el amanecer cogimos un atún, el primero de nuestro viaje. Marcelino tardó poco en prepararlo, de mil y una formas, tartar, ventrescas escabechadas, mojama y como plato estrella para la noche, marmitako, que lo compartimos con la tripulación de la Fase E que se incorporaba en Catania. Aprovecho para agradecer lo bien que he comido a bordo del Raw Prawn; la culpa la tienen el capitán y Maríà.

 

Y colorín colorado, a puerto hemos llegado. Como suelo hacer en estos casos, me gusta contestar a la pregunta ¿repetirías, recomendarías? Y la respuesta es sí, espero repetir viaje no solo con Marcelino sino con el resto de tripulación y ojalá que también con los que me quedé con ganas de compartir más días y viaje como Marc y su padre, Marjo, Dani, Jeremy, Roberto el siciliano y su mujer, Miguel Gallo de Lardero, mi paisano Eduardo…

 

Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

Mi tripulación

Gracias Marcelino por aceptarme y confiar en mí y gracias por tratarme con tanto cariño, por despertarnos con música todos los días, por la paciencia que has tenido, por cuidarnos tanto. Eres una persona maravillosa. Encantada de conocerte. Me pongo a tope a estudiar mi examen de Patrón para el próximo verano aprender más y más contigo.

 

Canal de Corinto, Raw Prawn, Grecia, Islas griegas

Olé mi capitán cruzando el Canal de Corinto

 

Comentarios en este artículo

  1. Muy bonito el relato de esa etapa . A mi me gustaria hacerlo tan bien como tu para relatar las etapas que hice despues de cerdeña a final en smir donde invernamo al raw prawn hasta el proximo verano y las excursiones que te perdiste en marruecos y mi ultima experiencia con el saida con el paso del estrecho que hoy ha terminado.
    Besos desde malaga donde estoi esperando al tren.
    PD. No canvies guapa

    marià
    • Gracias Marià! Buen viaje de vuelta.

      Lu
  2. […] a la nueva. Familiares y amigos pueden seguir el viaje a través del blog de Marcelino. En mi primer viaje en el Raw Prawn en 2014, que fue de Atenas (Grecia) a Catania (Italia), recorrimos el mar Egeo, el Canal de Corinto […]

    Recorrer el mundo navegando - Objetivo Viajar

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *