11
abril

De Grundtvig por Tours y los castillos del Loira

Loira, Francia, Grundtvig

Lu en los castillos del Loira

El año pasado estuve de enhorabuena, porque unas semanas después de volver de Islandia me concedieron un curso Grundtvig de la OAPEE en la preciosa ciudad francesa de Tours. Así que en el mes de junio me subí para Francia una semana y compartí la experiencia con la organizadora del curso, Mariella Morbidelli del Laboratorio del Cittadino, Stasa e Igor de Eslovenia y Sabrina de Suecia (y otros participantes).

La ciudad de Tours

Llego a Tours un domingo, día en el que todos los participantes del curso nos íbamos incorporando.

El curso que elegí era muy interesante, se llamaba “Le Grand Tour en Europe: art, paysage, jardins, créativité et innovation” y trataba de historia y cultura europeas, o dicho de otra forma, de visitar castillos, ciudades y jardines de la ribera del río Loira, os podéis imaginar…

Plaza Plumereau, Tours, Loira, Francia, Grundtvig

Hacia la Plaza Plumereau

Pues bien, llego a la lindísima estación de tren de Tours y acto seguido me voy hacia la residencia donde dormíamos, frente al río y, como tenía tiempo libre, quedé con un amigo francés, Bruno, que pronto me enseñó las cuatro calles principales, me ayudó a orientarme un poquito y me presentó a alguien muy especial, que me daría mucha vidilla en esta semana en Tours. Me refiero a Adrián, propietario del acogedor café Au temps des rois, en plena Plaza Plumereau (para los que no conozcan Tours, es el centro centro).

Todos los días caía algo en el bar, un café, una cerveza, un lo que sea, siempre había alguien interesante, desde allí se podía ver a la gente pasar y, lo mejor de todo, echar un ratito charlando con Adrián, que se encargó de darme consejos de dónde ir y qué hacer en cada hueco que teníamos mis compis Stasa, Sabrina y yo.

Además del bar de Adrián y de la Plaza Plumereau, os podéis pasear por toda la ciudad y por el Vieux Tours o visitar algunos de sus principales atractivos como la Basílica de St. Martin y la catedral o ir de shopping a la Rue National o al mercado Les Halles (quesos, panes, embutidos, y como siempre en Francia, todo expuesto con un gusto…).

Cerca de Tours se pueden visitar algunas bodegas, nosotros fuimos a la Cave de producteurs de Vouvray. Y para terminar el día, se puede ir a cenar a La cave à manger (rillete, rillons, saucisson, fromage, etc., todo delicioso) o a La Famille (menudo arroz con leche con caramelo que me comí).

A mí algo que me maravilló en esta ciudad fue una terraza de verano justo al lado del río, La Guinguette, a la que fui en varias ocasiones (incluso al meeting semanal de Couchsurfing que lo celebran allí), todas las noches había algo organizado.

Creo que puede ser uno de los bares más bonitos en los que he estado, ¡espectacular!

Y como me gusta aprovechar el tiempo cuando viajo, contacté con el couchsurfer Jonathan Courtois de Tours y tuve la oportunidad de participar en un intercambio de idiomas que organizan semanalmente en la ciudad y sin duda, tiene el puesto 1 en el Top Ten de intercambios de idiomas. ¿Por qué? Porque llevan organizándolo cada lunes desde hace más de quince años y tienen una mesa por idioma. Por supuesto, hay una para practicar inglés, español, italiano, etc., pero lo que me sorprendió no es que hubiera una de chino y japonés, sino una de lengua de signos francesa y tachán, una de esperanto, y allí que había un grupito hablando esperanto, ¡amazing!

El evento se llama Café des langues y se organiza en la Brasserie Le Palais.

Castillos y ciudades del Loira

Una de las excursiones que hicimos fue a Amboise, pequeña y bonita ciudad, con su correspondiente castillo (donde Da Vinci está enterrado) y la Mansión de Clos-Lucé y sus jardines, donde pasó sus últimos días.

Otro día asistimos al Festival de los Jardines en el castillo de Chaumont, no sé qué me gustó más, si el castillo que es de película o la originalidad de este festival que combina arte y naturaleza.

Y después de una semana visitando castillos, practicando francés, comiendo queso y bebiendo vino, terminamos el curso, me despedí del grupo y me fui a París, donde había quedado con mi amiga Danielle (que venía de Madrid) para pasar el fin de semana en la capital francesa y celebrar juntas la Fête de la Musique el 21 de junio, fiesta muy recomendable, así que estáis a tiempo de ir reservando unos vuelos para ese fin de semana escaparos a París o cualquier otra ciudad de Francia.

Nosotras ya estamos en ello. Danielle y yo decidimos en este viaje que todos los años repetiríamos La Fête de la Musique en Francia (en París o donde nos lleve el viento). Por cierto, de París os contaré en otro post, he estado varias veces allí y tengo algunos consejos para compartir con vosotros, así que mejor le dedicamos una entrada aparte, cuando se vaya acercando junio por si os habéis arrancado a subir.

¿Con qué me quedo de este viaje? A pesar de que visitar los castillos del Loira fue otro de mis viajes soñados, creo que sin duda, de este viaje lo que más me marcó fueron las personas tan especiales que conocí, como Adrián del Café Au temps des rois en Tours, la compañía y las historias de mi amiga Danielle y el inesperado y anecdótico encuentro en el Marché des Enfants Rouges en París con François y su mujer y especialmente con mi ya amigo, Enrique. ¡Ah! También me quedo con el descubrimiento del queso Banon, ñam ñam.

Marché des Enfants Rouges, París, Francia

Marché des Enfants Rouges (París)

Planes para Semana Santa

Me despido como siempre con alguna recomendación para el fin de semana: en Granada tenéis el Mercado Medieval de Pinos Puente y la Semana Gastronómica del Cítrico y del Bacalao, en Málaga el Festival de Senderismo en Casares, las Jornadas de Cocina de Cuaresma de Casabermeja  y las Fiestas Patronales de Iznate, en Almería la Representación Viviente Pasión del Cristo de Gádor y las mil y una celebraciones de Semana Santa por toda la geografía andaluza. Y si no te interesa lo tradicional y quieres huir de la Semana Santa, pues en Sevilla tienes un Taller de Postres de Nueva York.

Más eventos, como siempre, en la web de Turismo Andaluz. Yo me quedo por Sevilla para ver qué es eso de la Semana Santa sevillana (por lo pronto, el pasado domingo ya estuve en un retranqueo, ¡ay lo que voy a aprender de estas cosas!). A veces no hace falta cogerse un avión e irse a China para ver el Festival de las Linternas (que me encantaría), en tu misma ciudad puedes vivir experiencias totalmente desconocidas. Que paséis una feliz Semana Santa, que descanséis, y que disfrutéis de todo. Nos vemos a la vuelta.

Festival des Jardins, castillo de Chaumont, Francia, Grundtvig

Festival de los Jardines

Comentarios en este artículo

  1. Felicitaciones un millón mi querida amiga Lourdes !! no solo por la simpatía y los comentarios acerca de tu experiencia tan bonita y enriquecedora que has tenido en Tours y Paris el año pasado sino por la alegría que irradias con el conocer el mundo, sus gentes y sus encantos… Mi saludo más cordial desde Chile y mi deseo de algún día compartir la Fete de la Musique en algún lugar de la Francia, como fue el caso de Córcega el año pasado con Francois y Catherine Chichi su encantadora mujer ese 21 de junio… Un beso y a bientot, Enrique

    enrique merlet
    • Mil gracias por tus comentarios. Cuidate mucho. Yo también te quiero y te deseo lo mejor!

      Lu
  2. Toutes mes félicitations et mes remerciements pour ton blog, ma chère Lourdes ! Nous gardons Catherine et moi, un souvenir enchanté de notre rencontre et je suis sûr que la vie nous permettra encore de nous retrouver tous ensemble avec notre ami Enrique. Tu m’as appris qu’il existait des «intercambios de idiomas» et je vais chercher si cela existe dans ma région.
    N’oublie pas que tu es invitée sur notre bateau pour des escales autour du monde !
    Nous t’embrassons et te souhaitons tout le bonheur du monde. François et Catherine Chichi .

    Roubes François
    • Merci mes amis! Hasta pronto!

      Lu
  3. Ahora mismo cogeria un avión para allá!!! Preciosa la foto del piano.

    Kiki
  4. Muy enriquecedoras estas dos últimas entradas del blog, enhorabuena, un saludo

    isa
    • Gracias Isa. Seguiré escribiendo en esta línea para no decepcionarte!

      Lu
  5. Hola!
    Me alegro que disfrutaras por el Valle del Loira. Es magnífico! y te lo dice una que ha vivido año y medio entre Tours y Loches. Ahora estoy muchísimo más al sur y…no es lo mismo. Me alegra haber encontrado este blog. Si quieres pásate por el mío, que también hablo un poco de este rincito, entre otros. Un gran saludo de otra andaluza, desde Francia. xx

    Zuna
    • Tomo nota y te visitaré!

      Lu
  6. […] inolvidable. Ya os conté en posts anteriores viajes parecidos, el primero en Islandia y luego en Francia, pero este ha sido muy especial, por varias razones: era la última de las cinco movilidades que […]

    De Grundtvig en Polonia - El viaje de Lu

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *