20
marzo

Destinos curiosos: Blackpool

Como estudiante de Turismo que fui y como profesora de Turismo que soy, han sido innumerables las veces que he estudiado o explicado el origen del turismo de sol y playa en las costas inglesas y su relación con enclaves como Blackpool, Brighton, Bath y compañía. Por eso siempre quise ir allí.

Blackpool, Inglaterra, Reino Unido

Típica imagen de Blackpool

En 2009, cuando viví los seis meses en Liverpool, una de mis excursiones previstas era a esta ciudad, para reencontrarme con lo que tantas veces había estudiado. Cuando decía a los compañeros del trabajo que quería ir a Blackpool, todo el mundo me decía que no, que estaba equivocada, que Blackpool era lo peor. Yo les intentaba explicar mis razones, que lo había estudiado cuando era universitaria, que tenía ganas de ver un pier (embarcadero) típico inglés…

Finalmente, en contra de sus opiniones, allí que fui, y efectivamente, qué sitio más decadente, pero fue ahí donde encontré el atractivo de Blackpool. ¡Qué raro! ¿Verdad?

Se trata de una ciudad en la costa oeste de Inglaterra, que ya hace tiempo tuvo su máximo esplendor, cuando los ingleses se trasladaban a las costas a disfrutar de las suaves temperaturas, a pasear por su pier (me chiflan los piers), a jugar a las máquinas, a comer Fish & Chips (pescado y patatas fritas) o doughnuts (donuts) y ice cream (los British adoran los helados, tanto es así que en los paquetes que les venden las agencias de viajes Todo Incluido, en algunas ocasiones estos incluyen ice cream ilimitados, jaja). En definitiva, a gastar dinero. Es el típico «seaside resort» que le llaman ellos.

Con el tiempo este destino se deterioró, atrayendo cada vez a turistas menos exigentes y con menor poder adquisitivo y cuyos intereses eran comer, beber, despilfarrar y no mirar nada más. Así Blackpool se convirtió en destino estrella de las despedidas de soltero, por lo que pasear por sus calles es ver ríos y ríos de grupos disfrazados gritando, llamando la atención y haciendo aún menos atractivo este lugar.

Y como suele pasar en estos casos, las autoridades de Blackpool  tomaron cartas en el asunto y poco a poco fueron desarrollando una nueva oferta en el destino, buscando ideas para reorientar  las actividades de los turistas y así mantener una corriente más o menos estable de visitantes.

Por ejemplo, se inventaron la Fiesta de las Luces (Blackpool Illuminations), o en 2009 estaba prevista la construcción de una playa de arena de temporada, para que la gente pudiera pasear, practicar deportes, etc. No sé en qué andarán ahora… Por lo pronto, en junio celebran su Blackpool Pride Festival, ya que también se ha convertido en un destino gay. Reinventarse o morir.

Aunque lo que cuento en este post pueda parecer poco interesante, recomiendo visitar un destino así. Si andáis cerca de Blackpool, es otro mundo, es totalmente distinto al concepto de sol y playa al que en España estamos acostumbrados. Para mí fue como una visita-experimento turístico-sociológico.

Allí se disfruta de la costa de otra forma, paseando y consumiendo, de ahí la cantidad de tiendas de souvenirs y venta de fast food y snacks. Ídem con las fotos,  a pesar del color grisáceo y de la tristeza que puedan transmitir las imágenes que os dejo en esta entrada, reflejan tal cual lo que es Blackpool.

A mí me gustó ir, disfruté la visita, me encantó pasear por el pier y entrar en cada una de las tiendas y descubrir lo que vendían y ofrecían, desde las de máquinas tragaperras hasta los locales donde había una mujer que te adivinaba el futuro, o las atracciones (la montaña rusa, la noria, el skycoaster –especie de tirachinas humano-, etc.), todo era tan tacky, tan hortera, tan diferente, tan raro, tan de película… Por eso me gustó, porque es un sitio único, no digo ni bonito ni feo, ni mejor ni peor, solo digo único. Y quería dedicarle una entrada del blog, para que no se me olvide nunca que estuve allí.

Durante esos seis meses en Liverpool, viajé muchísimo y tuve experiencias muy diferentes, por ejemplo, en un par de ocasiones compré un viaje con Thomas Cook o Thomson a las Maldivas y a Turquía, respectivamente, en los que iba dentro de un gran grupo de ingleses de Liverpool y Manchester, a hoteles All Inclusive, donde ellos solo comían espaguetis, patatas fritas y ice cream, y bebían cerveza sin parar.

Fue una súper experiencia compartir este viaje con ellos, ver y vivir lo que estamos acostumbrados a ver desde fuera aquí en España, pero verlo y vivirlo desde dentro. Pero esto son otras historias, ya os las contaré otro día.

Por lo pronto, si queréis ver algo parecido, de guiris en resorts, a mí me encantó la serie Benidorm, os la recomiendo para echar un buen rato.

Que tengáis una feliz entrada a la primavera. Y si estáis por Málaga pasaos por la Plaza de los Mártires donde Hammam Al Andalus tiene preparado un ajedrez viviente con 40 niños. Y ya están puestas a la venta las entradas para el festival del que os hablé en septiembre, ideal para despedir el verano, el Santa Teresa South Pop Festival de Isla Cristina.

Archivado en:
Lu
Avatar de Lu

Profesora de Turismo, autora de Estructura del Mercado Turístico (Editorial Paraninfo), aficionada a la lingüística, a la gastronomía y a la navegación, socia de Ay Raiky Tsika y ante todo, viajera.

Comentarios en este artículo

  1. Lourdes, soy una antigua tuya de DTU en IEDA, es la primera vez que entro en tu blog,a mi me encanta el Reino Unido y me he quedado muerta cuando he visto «Blackpool», a mi todo el mundo me hablaba mal de la ciudad, pero cuando estas alli le encuentras el encanto. Es inexplicable, trabaje durante un verano entero en Coral Island, horribleeeeeeeee….pero repetí…jajajaj el verano siguiente volví….y aún todavía echo de menos ese sitio, algo tiene…..Es verdad que si lo comparas con otras ciudades es fea….pero a mi me encantó y sigo pensando al cabo de los años(12 despues mas o menos)que me encantaría volver…..Un saludo.

    Lola
    • Hola Lola. Claro que me acuerdo de ti. Me gusta saber que te gusta el destino. Es lo que tiene Reino Unido, es muy especial. Llevo tiempo sin ir y me están entrando ganas …

      Lu

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *